Experiencia de cinco años en el tratamiento del condrosarcoma

Fuente: http://www.medigraphic.com/pdfs/ortope/or-2002/or022d.pdfRev Mex Ortop Traum 2002; 16(2): Mar.-Abr: 56-61

Experiencia de cinco años en el tratamiento del condrosarcoma
Dr. Genaro Rico Martínez,* Dr. Luis Miguel Linares González,** Dr. Saúl Renán León Hernández,****
Dr. Ernesto Delgado Cedillo***
Instituto Nacional de Ortopedia, Centro Nacional de Rehabilitación. Ciudad de México

SUMMARY. Objective. This retrospective series has been reviewed for an evaluation of a five-year term follow-up of patients who were treated in our hospital because of chondrosarcoma, which is a chemotherapy and radiotherapy non-sensitive and less frequent malignant bone tumor than osteosarcoma and the Ewing’s. Material and methods. A series of 16 patients who were admitted
from 1991 through 1997, is reported here as they accomplished evaluation criteria for pre and post-operative history, complications and for a minimum of five years survival. Sex ratio was 1:1 (8 men and 8 women). Age average was 30.5 years (14 to 64). More frequently affected bone was humerus in 8 cases (50%) in 5 men and 3 women, followed by femur in 4 cases (25%) in 1 men and 3 women. Preoperative span between first symptoms and surgery was 8.7 years for men and 7.3 years for women. Routine treatment included en blocq resection of tumor in 13 cases, marginal resection in 2 and amputation in one. Results. Only one patient has died after five years. Patient was a 64 years-old male, who had a scapula chondrosarcoma for 10 years before surgery. Metastasis appeared 4 years after surgery and patient died. Three more still alive cases had relapsing tumor at closing time and 12 were alive and tumor free.       Conclusion. Results had no relationship neither to age, nor time span before surgery or hystological degree of malignancy. En blocq resection seems to address the best mid-term results.
Key words: chondrosarcoma, neoplasia, resection, surgery.

RESUMEN. Objetivo. La finalidad de este estudio retrospectivo es evaluar los resultados del tratamiento del condrosarcoma a 5 años de evolución, ya que se trata de una neoplasia resistente a la quimioterapia y a la radioterapia, a diferencia de los sarcomas osteogénico y de Ewing. Material y métodos. Se presenta un grupo de 16 casos con condrosarcoma, con edades de 14 a 64 años (promedio 30.5), con relación de sexos 1:1 (8 hombres y 8 mujeres) que fueron tratados entre 1991 y 1997 con un seguimiento mínimo de 5
años. El hueso más frecuentemente afectado fue el húmero con 8 casos (50%) que fueron 5 hombres y 3 mujeres y después el fémur en 4 casos (25%) con un hombre y 3 mujeres. El periodo preoperatorio desde el inicio de los síntomas hasta el momento de la cirugía fue en promedio de 8.7 años para los hombres y 7.3 para las mujeres. El tratamiento consistió sistemáticamente en resección en bloque, lo cual se hizo en 13 casos, resección marginal en 2 y amputación en uno. Resultados. Sólo un paciente murió después de 5 años,
tratándose de un caso del sexo masculino con condrosarcoma de la escápula que se operó después de 10 años de evolución, en quien aparecieron metástasis a los 4 años de la cirugía y murió. Tres tenían reactivación del tumor al momento del cierre del estudio y 12 se encontraban libres de tumor. Conclusión. Los resultados de la presente serie no tuvieron relación con factores como la edad, el tiempo de evolución preoperatoria ni el grado de malignidad histológica. Como tratamiento, la resección en bloque parece ser la que proporciona al momento mejores resultados.
Palabras clave: condrosarcoma, neoplasia, cirugía, resección.

El condrosarcoma es un tumor maligno caracterizado porque sus células formadoras de cartílago y no tejido
óseo. Además cuyo tejido neoplásico básico es cartílago bien desarrollado y sin que el estroma sarcomatoso forme directamente osteoide tumoral, puede haber cambios mixoides, calcificación u osificación.20
Los condrosarcomas muestran un amplio espectro de caracteres clinicopatológicos y comportamiento biológico y pueden observarse en diversas variantes. Keiller (1925) y Phemister (1930) fueron los primeros
en separar el condrosarcoma como una entidad aparte del grupo de los “sarcomas osteogénicos”, no sólo en apariencia clinicorradiológica y morfológica distinta, sino también por su curso generalmente más lento y por su mejor pronóstico (Phemister 1930).1-3