Bone Cancer and sending cells to space / Cáncer de hueso y las células que envían al espacio

http://youtu.be/qPdPyMcL1Rs

Sending cells to space

Publicado el 16/10/2014

Yassen Abbas, un joven licenciado en prácticas en la vida de la ESA, la Ciencia Física y Laboratorio de Soporte Vital, explica su trabajo para diseñar un experimento para el espacio profundo que investigará la susceptibilidad de las células vivas a la radiación cósmica. Los astronautas de hoy en día que orbitan cerca de la Tierra están protegidos de la radiación espacial más por la atmósfera de nuestro planeta y el campo magnético. En el futuro, se prevén misiones de astronautas a Marte y más allá.

Pero la partida más lejos hacia el espacio podría aumentar la exposición de radiación tripulaciones tanto de la radiación solar y cósmica. La preocupación es mayor en torno al 1% de los núcleos de radiación cósmica del tamaño de un átomo de hierro o más – conocido como “partículas altamente ionizantes de alta energía” o HZE para corto – que puede cortar a través del ADN. La clase más grave de daño se denomina “doble filamento se rompe ‘, lo que lleva a la pérdida de información genética y que podría desencadenar el cáncer.

Sin embargo las células tienen la capacidad de reparar roturas de doble hebra, y el experimento – pretende ser un pasajero en una futura misión de espacio profundo, o de lo contrario un CubeSat dedicado – se aplicaría marcadores fluorescentes para células de osteosarcoma – un tipo de cáncer de hueso – seleccionados por de sus características de crecimiento rápido. Cuantas más células por muestra, mayor será la probabilidad de observar un evento de radiación. El experimento propuesto incluiría una cámara para seguir el progreso del proceso de reparación, volviendo a la tierra imágenes en tiempo real.
Categoria
Ciencia y Tecnología
Licencia
Licencia de YouTube Estándar

Publicado el 16/10/2014


Yassen Abbas, a young graduate trainee at ESA’s Life, Physical Science and Life Support Laboratory, explains his work to design an experiment for deep space that will investigate the susceptibility of living cells to cosmic radiation. Today’s astronauts orbiting close to Earth are protected from most space radiation by our planet’s atmosphere and magnetic field. In future, astronaut missions are planned to Mars and beyond.

But heading farther out to space would increase crews’ radiation exposure from both solar and cosmic radiation. Concern is greatest around the 1% of cosmic radiation nuclei the size of an iron atom or more – known as ‘high-ionising high-energy particles’ or HZE for short – which can slice right through DNA. The most serious class of damage is termed ‘double-strand breaks’, leading to loss of genetic information and potentially triggering cancer.

However cells do have an ability to repair double-strand breaks, and the experiment – intended as a passenger on a future deep space mission, or else a dedicated CubeSat – would apply fluorescent markers to osteosarcoma cells – a type of bone cancer – selected because of their rapid growth characteristics. The more cells per sample, the higher the chance of observing a radiation event. The proposed experiment would include a camera to trace the progress of the repair process, returning images to the ground in real time.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.