Ago 21

Un Diagnostico…

UN DIAGNÓSTICO…………………………………

Foto: UN DIAGNÓSTICO.......................................

Me gustaTumor de células gigantes …

El tumor de células gigantes benigno del hueso es una lesión neoplásica de bajo grado que casi siempre aparece en la región epifisaria o metafisaria de un hueso largo y se desarrolla a través del proceso de osificación encondral. La lesión normalmente es solitaria y se hace sintomática cuando se ha destruido bastante porción del hueso.
Aunque es benigno, tiene una tendencia para la destrucción significativa del hueso, recidiva local, y de vez en cuando a dar metástasis. La historia natural del tumor de células gigantes varía ampliamente y puede extenderse desde la destrucción ósea local, a la metástasis local, metástasis al pulmón, metástasis a los ganglios linfáticos (raro), o transformación maligna (rara).
Las radiografías normalmente revelan una lesión bastante destructiva de hueso medular y cortical. La lesión se caracteriza por una zona expandida de radiolucencia que se localiza excéntricamente en el extremo de un hueso largo en un adulto.

Cuando un tumor de células gigantes sobrepasa los límites de la cortical, puede haber una masa de tejidos blandos. La lesión puede extenderse y puede involucrar el hueso subcondral periarticular. Aunque las radiografías del tumor de células gigantes demuestran una zona estrecha de transición (bien definida), El tumor de células gigantes carece generalmente la esclerosis periférica densa vista en fibromas no osificantes. La mineralización de la lesión primaria es rara. Sin embargo, cuando el tumor de células gigantes ocurre en las partes blandas (metástasis o recidiva local), las calcificaciones periféricas son frecuentes.
Aunque la tomografía computada es bastante útil para determinar el adelgazamiento del hueso y para evaluar el margen de hueso delgado asociado que rodea la lesión, no es tan eficaz como la resonancia magnética en la evaluación de la penetración cortical subcondral, la implicación de la articulación, y la fractura patológica. La resonancia magnética es la técnica más útil, morfológicamente, para determinar la magnitud y estadio de un tumor giganto-celular local.
El rastreo óseo es útil para el detectar tumor de células gigantes multicéntrico, que es raro. (Menos del 1 % [cuatro de 460] de los tumores de células gigantes en el estudio de Schajowicz era de este tipo.)

Deja un comentario

Your email address will not be published.